Profesores

}

Rosa Mari López

Profesora de Hatha vinyasa yoga

Hace 33 años que me dedico profesionalmente al cuidado de la salud y el desarrollo de las capacidades corporales a través de la actividad física, mi pasión. 

Durante muchos años en este ámbito mi trabajo me brindó retos, experiencias bellas, buenas amistades y sustento. Paralelamente un sentir profundo iba cogiendo fuerza en mi interior. El susurro del yoga alzó su voz para mi y me llevó de la mano por el sendero del Hatha, donde pude descubrir cómo a través del cuerpo se acaricia el alma. 

Quedé atrapada en su belleza y quise aprender cómo poner semillas de yoga en el cuerpo y los corazones de mis alumnos y alumnas. 

Actualmente sigo ampliando mi formación en Yoga Terapéutico, yoga y fisioterapia al servicio de la salud. 

El yoga me guía, me nutre y me acompaña cada día. Me enseña que una está donde está su mente, que a menudo el mejor avance es detenerse.

"La compasión y el servicio a los demás no es un trabajo ni una profesión, sino un privilegio".