Yoga para embarazadas, mamás y bebés

¡El Yoga para prepararnos a la experiencia más poderosa de amor!

La gestación es un tiempo de gracia. En cada mujer la experiencia es particular, pero es inevitable que durante esos meses la vida nos cambia a todas y eso es lo que nos une. Las revoluciones bajan, dirigimos la atención a nuestro interior, al vórtice del poder creativo. Por eso es uno de los mejores momentos para hacer yoga y aprender técnicas de meditación, que en conjunto intensifican el disfrute natural de esta etapa. Este espacio de conexión te llevará hasta el día del parto relajada, saludable, feliz y confiada en la sabiduría que guardas en cada célula.

Nuestro programa prenatal está orientado a fortalecer ese nexo natural con la voz de tu consciencia para que estés en paz, descubras tu propia guía. Nos motiva tu serenidad y confianza en ti misma. Eres bienvenida en cualquier momento del embarazo.

 

Estrechar vínculos

El yoga para bebés va dirigido tanto a madres una vez pasados los primeros 40 días desde el parto, como para padres o madres que quieran acompañar a la madre y al bebé y estrechar aún más los vínculos con sus bebés.

Para las prácticas de las mujeres en etapa de post-parto se realizan posturas de yoga, estiramientos y técnicas de relajación adaptadas; haciendo énfasis en la espalda, abdomen y suelo pélvico, además de asanas que alivian las tensiones en el cuello, hombros y espalda.

Esta amable recuperación no solo es física, sino también psicológica y emocional. También se abre un espacio a los bebés, ayudando a la madre a realizar suaves ejercicios para mejorar el desarrollo del bebé, explorar sus sentidos y evitar cólicos u otras situaciones. Se puede practicar con tu bebé hasta que camine.

Compartir esta experiencia con tu bebé aporta en él o ella seguridad en sí mismos, protección, afecto y tranquilidad. Con estas clases se entrena la paciencia, la capacidad de relajación, el enfoque en el momento presente y la sensación de liberación, paz interior y alivio.